Lectura de Comprensión

Lectura de Comprensión                                                                             $ 200.00

Leer es pasar la vista por las representaciones gráficas para comprender la significación o sentido de los caracteres empleados; comprender un texto o representación gráfica, es utilizar nuestra facultad de entender o descubrir los indicios, pensamientos, perspicacia y sentimientos de la persona que lo desarrolló.
A través de la lectura conocemos el pensamiento, ingenio y sensibilidad de otras personas y por consiguiente, leer es un excelente recurso para el aprendizaje personal y colectivo. La lectura también nos ayuda a mejorar nuestro dominio del idioma y a entender mejor nuestro entorno y a nuestros semejantes.
En numerosas ocasiones se lee, pero se comprende muy poco, debido a que los métodos de lectura del silabeo, que son los más empleados, nos limitan a repetir sonidos en un esquema ojos – boca; esto es, rápidamente y como movidos por un reflejo condicionado, le ponemos sonido a las letras o palabras que identificamos, y muchas veces sin retener las ideas y sentimientos que contienen las palabras y frases. Con el silabeo aprendemos las letras, las palabras y sus sonidos, pero no aprendemos su contexto ni su texto. Cada palabra contiene un entorno lingüístico del cual depende su sentido y valor en las frases o argumentos considerados.
La lectura es un sistema que integra y desarrolla nuestra capacidad visual, analítica y reflexiva, al tener contacto con una representación gráfica o texto nos permite comprender la totalidad de lo que leemos.
Al desarrollar nuestra visión, incrementamos la capacidad de observación y hacemos que nuestros ojos trabajen a la misma velocidad que nuestra mente: al percibir visualmente las representaciones gráficas, de inmediato activamos nuestras funcionas cognitivas e incrementamos nuestro potencial reflexivo y analítico sobre lo que leemos; en resumen se incrementa nuestra capacidad de análisis.
El hábito de la lectura nos conduce con facilidad al análisis de una palabra, el significado de un enunciado y la comprensión de un texto.
La lectura rápida es una buena habilidad, sin embargo, si no logras entender lo que lees, la velocidad de lectura no te habrá servido para nada.
Para comprender mejor lo que lees es necesario dividir la información, leer todos los conceptos, ideas, acciones y detalles con atención y mucha, mucha concentración, para intentar relacionar lo leído con los conocimientos previos del tema.
Es necesario reconstruir la información acumulada de acuerdo con el objetivo de la misma; si aplicas el procedimiento, dominarás la información leída y será más importante lo que tú sepas del tema que el mismo texto original.
La lectura de comprensión es la requerida por los aspirantes a continuar sus estudios, es indispensable para la presentación de la Prueba de Aptitud Académica.

Chávez Aranda

Capítulo 1
La lectura
Propósito de la lectura
La comprensión de una lectura
Recomendación para la lectura de comprensión
Habilidades para la lectura de comprensión
La idea principal
Identificación de la idea principal del texto
Determinar el sentido de un texto
Identificando datos y detalles específicos
Distinguir entre acción, datos y opiniones
Acción
Datos
Opiniones
Palabras clave
Las deducciones
La relación causa y efecto
Deducción de la causa

Capítulo 2
Ejercicios de lectura
La lectura analítica o crítica
Vocabulario del texto
Comprensión del texto
Razonamiento extendido
Tipos de preguntas en la Prueba de Aptitud Académica
Sugerencias para contestar los ejercicios de lectura crítica
Ejercicios interactivos de lectura
Lectura
Constancia
Responsabilidad
Amistad
Memorización
Lectura rápida
Las Mil y una Noches
El arte
Nostradamus
El anciano
La O N U
Og Mandino
El Alzheimer
La fibromialgia
La polimialgia
El apóstol Santiago

Capítulo 3
La lectura de comprensión y la
Prueba de Aptitud Académica
Instrucciones generales de la parte de la prueba
Ejercicios resueltos
China
Cáncer en la piel
Dos lecturas

Bibliografía